2 jun. 2004

"Claro, dejas la puerta abierta, como siempre"

Y tú claro que me conoces!!
Hay algo que me levanta dolor de cabeza, los portazos; y la puerta de mi casa tiene un mal cerrar que no te cuento. O la cierras cuidadosamente logrando dar con la presión adecuada, o recurres sin más al portazo; razón por la que unas veces queda pegada a las jambas, con la cerradura sin pasar, y otras arrimada o entreabierta. Cosa que de día tiene sus ventajas, si llama alguien y es de confianza pasa sin más; y si es un desconocido lo natural será que piense que estás a punto de salir o que acabas de entrar, insiste con el timbre y entonces te levantas, abres, sueltas las disculpas pertinentes dependiendo de quién y...cierras del todo.
Y cuando se queda abierta por la noche?? esto no suele suceder muy a menudo ni tan siquiera a menudo, pero aún así, siempre que pasa lo descubre mi vecina. Y el domingo pasado volvió a ocurrir. Entre sueños, escuchaba como alguien manipulaba la puerta sin atreverse a entrar, mi cabeza se lo atribuía a un sueño, miró el reloj, y a las ocho de la mañana se inclinó por el sueño. Pero la puerta insistía en su dale que dale cargante hasta que sonó timbre, entonces sí me desperté. A medida que me acercaba a la puerta iba tomando consciencia de la situación. Ya parapetada detrás, asomé la cabeza inclinada y medio cuerpo, y al otro lado, cómo no, amanecía mi vecina, "perdona, vi la puerta abierta y no sabía si habría entrado alguien". Qué situación y qué cara de boba la mía! Sé que va al hospital, ¿es correcto preguntarle ahora por su marido? Eso se piensa en medio segundo. No, mejor dejarlo para otro momento. Ahora, gracias, y a seguir durmiendo un rato más, esta vez con la puerta cerrada.
Ella volvería unas horas después y la pregunta que le iba a hacer estaba fuera de lugar.

Y yo...yo te conozco? A ver, de tres o cuatro puedes ser.......pues claro, tu!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tus pensamientos, comentarios, ideas, ayudan a que las mias se fortalezcan...Gracias
A mi me pasa lo mismo, las puertas son un obstáculo al movimiento y por eso siempre las dejo abiertas...También me gusta dormir con la puerta abierta pero esto es por el efecto claustrofobico que me produce cerrarla...
Ahora mismo se me ocurre que las puertas abiertas o el efecto de abrir es siempre una aventura hacia lo desconocido, hacia el mundo que nos espera al abrir la puerta...Por eso las Jornadas son, muchas veces, de puertas abiertas; y ya no te digo con el simple hecho de abrir, piensa tan solo en la apertura al mundo... por lo que aquí lo dejo todo en tus manos, donde sé que estará mejor que en las mías, y yo me voy pero ya sabes: siempre abierta a nuevas sugerencias..:))

manuel_h dijo...

Y dices que me conoces, seguramente te conoceré, pero no me suena thirthe, así que anda, dime con que nombre te conozco!