6 ago. 2010

intro mañanero

tengo los tobillos finos
pero me cuesta cincuenta y tres años llegar a ellos

préstenme un par de manos para atarme las sandalias.

2 comentarios:

ybris dijo...

Manos no te faltarán, seguro.
Cuando la distancia es trece años mayor lo que se necesitan son lumbares.
En todo caso se te ve estupendamente animosa. Otras se dejarían las sandalias sin atar.

Besos.

manuel_h dijo...

vamos, vamos, que la generación del 57 llega a cualquier parte!

besos