18 jun. 2009

sense



estoy valorando seriamente
en convertirme en la señorita rottenmeier

(si me hicieran caso,
empezando por mí misma,
se me daría muy bien.)

2 comentarios:

ybris dijo...

Ese problema lo tenemos todos cuando no conseguimos ni siquiera aparentar lo que no somos.
Yo una vez me enfadé mucho en clase pero noté en los ojos de los más listos la advertencia a todos: "Callaos. Va en serio. Sólo es cuestión de esperar".

Te vería, por eso, impresionante Rottenmeier, erguida terrible como diosa, temblorosa antes de caer en la humanidad adorable de Thirthe.

Besos.

thirthe dijo...

ybris, no dejes nunca de comentarme! o lo que es lo mismo,no me dejes nunca!

pero yo quiero ser mala! una buena mala!!!

con los años, se vuelve al principio, y divides el mundo de nuevo en buenos y malos, no hay término intermedio.