30 jun. 2009

deep thought

he
ido
depositando
mis
ajos
en
todos
los
rincones
y
se
los
han
comido
los
ratones

conclusión:
si quiero conservar mis ajos
o les pongo queso
o me compro un gato

5 comentarios:

arponera dijo...

:-))

Carmen dijo...

qué bien tener posibilidades :)

beso, re-dulce

ybris dijo...

Profundo y lógico.
Que no iban a ser sólo los ajos remedio contra Drácula sino fuente de poesía ante el acoso de los ratones.
Mejor un gato ¿no?

Besos.

thirthe dijo...

no,
mejor una nueva plantación de ajos!

muchos besos

manuel_h dijo...

yo no necesito ni queso, ni gato, ni ratones, a mí se me empochan solos.

besos