20 ene. 2009

La esperanza blanca



Blanco aspirante al título, cuando en boxeo ganaban los negros. De ahí pasó a emplearse en el lenguaje común para referirse a aquellos que aspiran a algo que parece inalcanzable, tan inalcanzable...

como the Whitehouse

yo, por ahora, me contento con que se vaya el otro.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es increíble que haya que decir que es increíble que haya ahora un presidente de color en los EEUU.

Esperemos que lo haga bien, aunque ya me aburre el carácter mesiánico de su figura...

Juan Pantano

manuel_h dijo...

Para los que devoramos en su día "el ala oeste de la casa blanca", esto es como otro capítulo. A ver qué tal sigue, y a ver cómo termina!!

besosss

ybris dijo...

Me temo que los de siempre no le dejarán hacer lo que quisiera.
Menos mal que para mejorar al impresentable anterior no hay que esforzarse mucho.

Besos.