21 ago. 2007

martes tarde


(Marielle Wichards)

estuve quince días completamente desconectada, en la inopia absoluta, vuelvo y me entero por Ybris del terremoto del Perú y comparto el cabreo por la situación que se produce después de la catástrofe.

por qué todas las desgracias sienten predilección por los pobres? será porque somos más numerosos o porque nos suelen pillar a la intemperie?

me inspira tranquilidad pasearme por el blog de arponera, siempre encuentro enlaces interesantes o definiciones de mi gusto.

otra cosa más, no debe crearme problemas de conciencia haberle dado plantón a alguien que recorre doscientos kilómetros en coche para pegarle unos golpes a una pelota de golf. Para hacerme una visita hay excusas más interesantes.

3 comentarios:

Lágrima del Guadiana dijo...

Hola Thirte,

Es cierto que las desgracias parecen golpear, si no únicamente, sí con más fuerza, a las personas sin medios para sobrevivirlas.

Voy a ver si consigo sacudirme el escepticismo del cuerpo, porque es verdad que cada vez me cuesta más creer que todo esto pueda mejorar

Un abrazo, hacía mucho que no te saludaba :)

thirthe dijo...

un abrazo, y gracias por pasarte, a mi me cuelga una inercia encima desde hace algún tiempo...

arponera dijo...

gracias por lo que dices de mí, ojalá sintiese yo esa tranquilidad de la que hablas. un abrazo grande, thirthe.