18 abr. 2006

osada


en la vida no debería contar el período de letargo,
algunos llegaríamos al final siendo jovencísimos.