23 abr. 2006

la palabra más bella?



eso han preguntando por aquí con motivo del día del libro.

Yo también pensé en la mía, anagnórisis, cuando la aprendí (por aquello del griego en bachillerato) me resultó tan extraña y poco practicable que solo le encontraba sentido al mirar la cicatriz del dedo índice de mi mano. La marca indeleble de que yo era yo y ahí estaba la prueba ante un futuro reconocimiento o revelación.
Pero no creo que sea la palabra más bella. Demasiado larga, esdrújula y pretenciosa.
Entre las que he leído de personas conocidas, una me quitó las ganas de seguir buscando. No recuerdo quien la dijo.

Era pan (no está en la lista)

(libro, tampoco)