16 nov. 2005

venga ya!!


como los tres monos sabios, el niño no ve, no oye y no habla; tozudo y guasón, el niño no quiere comer ni con la izquierda ni con la derecha, y se planta, mientras los mayores no se aclaren, porque lo que espera es el postre.

por supuesto que le importa poco la manifestación de los obispos, y le ofrece el gesto al gobierno para cuando hablen de financiación con la iglesia


(la palabra )