6 jun. 2005

con cierto desdén



"no me fio de los gallegos", me dice una gallega de ciudad refiriéndose a sus paisanos, "te dicen una cosa y nunca sabes si es lo que están pensando", "acabarán votando al partido popular". Como si la culpa de que ganase el partido popular la tuviesen sólo los gallegos del rural, esos que no pueden desplazarse y van a buscar en coches particulares, o a los que les llevan el notario para que voten en casa. Esos,aunque cada vez son menos, no son los que se esconden, son los votos cautivos por los favores mil veces pagados.
La orientación política del resto de los votos del rural, en los pueblos pequeños, y aún en los menos pequeños, es una papeleta que cada casa luce en la fachada durante todo el año. Ya sea al psoe, al pp, al bloque, a izquierda unida... todos saben a quien vota el vecino. Por tanto, no es ahí donde deben buscar el voto oculto que modifica las encuestas. Si éstas no salen desde un principio es porque no lo han contabilizado.

No entiendo a los gallegos que hablan de los gallegos como si fuesen extraterrestres.