25 may. 2005

Suerte

hace muchos años una amiga me decía que yo era una persona a la que acompañaba la suerte. Cierto, íbamos a la par, pero me exigía demasiado. Y yo me he empeñado en jugar al escondite con ella, terreno en el que siempre gano. Veinticinco años ganando. Engañándome. Esquivándome. Me conozco y me reconozco y se me amarga el paladar de tanto saborearme.