11 mar. 2005

Para los que quedan.

Duele en todos los huesos
el oscuro quebranto
del corazón.

Junio arrastra de pronto
avenidas de frío,
heladas sierpes, láminas que buscan
el centro del amor.

Tú llevas, cuerpo,
a grandes pasos,
sobre tus duros hombros,
el peso entero de este llanto.

(J. A. Valente)