2 sept. 2010

intro mañanero

muebles viejos arrumbados en la acera contra el contenedor
hace no mucho tiempo
esa cama de barrotes de niño
a una madre
le pareció la mejor elección.

3 comentarios:

ybris dijo...

Se tiran tantas cosas que una vez nos parecieron útiles o imprescindibles...
Pero nunca escarmentamos.

Besos.

Carmen dijo...

estoy en proceso de entrenamiento en el apego moderado con las cosas.. ya sabes, no ponerme a llorar cada vez que tire unas botas, por todo lo que caminé con ellas...

a mí con tu post se me han saltado las lágrimas.

un beso.

thirthe dijo...

gracias a los dos, por momentos, mi casa también es ésta, me resisto a tirar mis muebles viejos, sigo pensando que a pesar de todas los feistuitertuentis, nada más auténtico que un blog:-))

besos