16 abr. 2010

maldición gitana

pleitos tengas

y los ganes

Y de repente era un poder del estado, no por gracia divina, como los antiguos reyes, ni por haber derrotado al enemigo, ni por haber dado un golpe de estado, ni siquiera por haber ganado unas elecciones, no. Era un poder del estado por saberse de memoria más cosas que otros, y haber aprobado las oposiciones adecuadas.

(dios, dicho esto y retumba el cielo sobre mi cabeza, ná, solo era un trueno....y otro...y otro...es por gracia divina, manuel, por gracia divina...ya apago, ya apago!!)

3 comentarios:

ybris dijo...

Ya comenté a Manuel su certera entrada.
Entran ganas de apagar pero opto por gritar.
O unanimidad o a callarse.
Que si van a dictaminar como los partidos, para eso está el Parlamento.

Besos.

thirthe dijo...

y nunca la inclinación de voto de una sola persona debe modificar una ley aprobada en el Parlamento!!!

manuel_h dijo...

un mes más tarde, la cosa no ha cambiado mucho, o sí, a peor. dios! cómo no les da vergüenza los tejemanejes que se han traído entre manos para joder a Garzón!!