9 nov. 2009

Berlín, peace and love



yo también contemplé fascinada las imágenes de la caída del muro de berlín. Estaba convencida de que a partir de entonces los ciudadanos cobraríamos fuerza y protagonismo, de que los dos mundos iban a confluír con lo mejor de cada uno, de que mejoraríamos en común, de que...el mundo podría aspirar al refinamiento de lo simple.

hoy, por pura necesidad, me pongo una camiseta de peace and love y uno me pregunta con sorna que qué significa, pues eso, paz y amor, así de subversiva soy!

2 comentarios:

ybris dijo...

Eso. Paz y amor.
A la espera de que otros muros caigan.
Otras fronteras, otros estrechos, otros ríos, otras montañas
Digamos la verja de Ceuta, el muro de Palestina.
Los desniveles que sostienen tantas diferencias.

Besos.

Anónimo dijo...

otros muros deberían caer,y no sólo físicos son los que marcan las diferencias.

muchos besos