12 oct. 2009

hacer matria

vestirme de negro
y no quitarme nunca los pendientes de oro,
ni para dormir.

2 comentarios:

ybris dijo...

Curioso modo de autoafirmarse.
Yo nunca supe hacer patria. Así que me conformo con ser ciudadano del mundo sin preocuparme de las apariencias.

Besos.

thirthe dijo...

bueno...un modo como otro cualquiera...
siempre mejor que aferrarse al color de las banderas:-)