19 feb. 2008

niña antigua




de pizarra y pizarrillo en la escuela,
pluma, tintero y plumín,
apenas por el tiempo suficiente
para fijar el color de los recuerdos

en blanco y negro

a las pinturas caran d'ache les tocaba por navidades, como concesión real...

(hoy me hablan de fidel y no me pronuncio, digo que es noticia vieja de ayer,
no tengo ganas de discutir y no es de mi agrado compartir opinión con quienes sustentan la suya en ideas rancias.
no importan los líderes, lo que verdaderamente importa es el pueblo)

4 comentarios:

goloviarte dijo...

te invito a que participes en mi modesto blog directorio y de votaciones ,te conocerán un poco mas http://aquiestatublog.blogspot.com
voy de blog en blog invitando a los mejores,pero si consideras que esto es spam,te pido perdón y disculpas,solo soy un particular en esta aventura,pásate por el blog y deja el tullo en el libro de visitas y si quieres mira algo de publi,eso valora mi trabajo
gracias

ybris dijo...

La semana que me tocaba yo hacía la tinta con los polvos correspondientes y la echaba todos los días en los pocillos de los pupitres.
Para aquellos días de blanco y negro, aún sin bolis, era suficiente.
Las pinturas eran un lujo.

Besos

Juan Pantano dijo...

Bueno, Fidel es el demonio para muchos y un divino para otros tantos, aunque a mí me interesan más los cubanos en general, que uno solo.

Enrique Ortiz dijo...

Cómo me ha gustado lo que dices, Thirthe, cómo me ha gustado. Un beso :))