13 ene. 2008

primer mosqueo del año

a la vuelta de navidades me encuentro con una cita de Tolstoi en una felicitación del concello:

"El secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere sino en querer siempre lo que se hace."

...y yo comiéndome el tarro con las limitaciones que me supone el hecho de que para hacer algo necesito encontrarme a gusto con ello (ya no digo quererlo). Conformismo a veces, contradicción otras...

por qué siempre veo las cosas desde el revés?



qué fue de la hoz y el martillo?

4 comentarios:

Carmen dijo...

a mí esa cita de Tolstoi no me gusta. En realidad no me gustan todas esas frases sentenciosas que vienen en el reverso de los azucarillos. Me amargan aún más los cafes...

ayyssss bonita, a mí qué me vas a contar, si estoy de un comecoco!!

Besazos mil

manuel_h dijo...

por ejemplo, uno quiere cumplir años, y llega mañana y los cumple, y entonces es feliz (más o menos, como siempre)

besosssssss

ybris dijo...

Es que a Tolstoi le faltó decir al principio que hay que empezar queriendo hacer algo con lo que uno se encuentre a gusto. Luego viene lo que dice (si que es que hace falta entonces decirlo).
No te mosquees. Yo no lo hago aunque eche de menos la hoz y el martillo, el himno de Riego, la tricolor y la Internacional (que encima tiene letra ya y no hay que inventársela). De vez en cuando me lo digo (o lo dejo dicho) y me encuentro un poco mejor.

Besos.

mad dijo...

Eso, llega hoy y cumples años, qué narices, que por algo es 14 de enero...
¡Felicidades, preciosa!
Venga, que corra el cava y el tiramisú...

(No, no se decide aún, yo ya no sé...)