31 may. 2007

cierto dolor

he descuidado a mis dioses
me he confiado y una mano extraña me los ha puesto del revés,
estoy algo perdida y no sé muy bien en qué nuevo orden debo ponerlos
para que aquello que está de mi mano encuentre su sentido.

(empiezan a sonar ángeles buenos
debo prestarles atención, ellos me dibujan esas "puertas amigas" a los laterales del camino)

10 comentarios:

ybris dijo...

¡Oye! Esto está un poco cambiado, pero te he echado tanto de menos que no voy a pararme mucho en ello ahora.
¿Dioses descolocados?
Me pido ángel bueno para acompañarte a dibujar puertas amigas que te los recoloquen.

Muchos besos de bienvenida.

Carmen dijo...

pues no los pierdas de vista, a los ángeles buenos... ellos sabrán consolar tu dolor, quizás incluso remediarlo.

Un beso, guapa. Y bienvenida otra vez.

iluku dijo...

No te preocupes, irán encontrando su orden ellos solos.

(yo no sé dibujar puertas, si acaso con regla, y sin pomo, pero me alegro de verte)

Enrique Ortiz dijo...

Feliz reencuentro, Thirthe; te echaba de menos.

manuel_h dijo...

los dioses son vengativos ante esos descuidos, menos mal que no existen.

Tú eres tu única diosa, y tu ángel bueno. Nadie mejor para encontrar la dirección.

besossssssssssssssss

thirthe dijo...

pues aquí estoy de nuevo con vosotros, que, callada, también os echaba de menos.
no sabeis cuanto acompañan vuestras palabras...

ybris dijo...

Comenté tu comentario en mi página con un peñazo insoportable sobre la palabra "aherrojar".
No he querido traerlo aquí por no espantar al personal que viene a visitarte.
Un besito otra vez.

thirthe dijo...

gracias...esclarecedora explicación...nin enferruxada nin aferrullada...clara coma a auga!

Ybris dijo...

Y te he pasado allí la definición del Drae.

Anónimo dijo...

Juan Pantano

sigue por los laterales!! Estamos contentos de encontrarte aqui.

Besos