17 dic. 2006

corríjanme los gramáticos!



este verano me harté de leer (y escuchar)
el fuego asola galicia,
y a partir de ahí todo se volvió asolar
las bombas asolan beirut
la guerra asola bagdad
el hambre asola áfrica

bien, una de las cosas que más aprecio de interné es la sensación de libertad total para escribir como te venga en gana; antes era más quisquillosa con las normas ortográficas, la puntuación, los acentos, la distinción entre mayúsculas y minúsculas...ahora no, todo lo contrario, cuando leo en la red, busco inconscientemente una transgresión, ya sea de forma, estructura o contenido. Algo nuevo, inmediato, diferente

por tanto, cuando asolar se convirtió en palabra de moda del verano, me resultó normal que apareciese de ese modo conjugado en tercera persona...porque, vamos a ver, no se debería decir...

el fuego asuela galicia
las bombas asuelan beirut
la guerra asuela bagdad
(y asolará, con americanos o sin ellos, que por cierto, se marcharán de rositas sin que nadie les exija responsabilidades)
el hambre asuela medio mundo
(mientras otro medio come a reventar)??

corríjanme los gramáticos si no es así, que en invierno siguen asolando los medios de comunicación de la otra manera. Y ahora que, harta de leerlo, ya se ha establecido como norma, una buena transgresión y volver al origen quedaría fenomenal.

rompiendo la norma, ya!

Admitida la primera enmienda de Ybris
asolar. 1. Infinitivo de dos verbos transitivos etimológicamente diversos:

a) ‘Arrasar o destruir completamente [un lugar]’. Procede del latín assolare (‘derribar o echar al suelo’), es irregular y se conjuga como contar (→ apéndice 1, n.º 26); por tanto, la vocal o de la raíz diptonga cuando es tónica: «Las fuerzas de Carlos V [...] saquean y asuelan Roma» (Cardoza Guatemala [Guat. 1985]); pero no diptongan las formas en que la raíz es átona: «Muchas veces asolamos poblados [...]. Tras nuestro paso apenas quedaban cenizas» (Arenales Arauco [Esp. 1992]).

b) Dicho del sol, la sequía o el calor, ‘secar [un campo]’. Este verbo, formado sobre el sustantivo español sol, es regular y, por tanto, no diptonga en ninguna de sus formas: «Ha montado el Partido del Agua para luchar contra la sequía que asola la zona» (Tiempo [Esp.] 29.5.95).

2. La distinción entre uno y otro verbo está desapareciendo: ambos comparten el sentido profundo de ‘destruir por completo’ y tienden a conjugarse como regulares. Por tanto, hoy son normales en la lengua culta las formas asolo, asolas, etc., también para el primero de los verbos indicados: «El tifón Linda [...] asola Vietnam y Tailandia» (Picazo Grillos [Esp. 2000]).

(para que no digan que la lengua culta no tiene poderío!!)

Diccionario panhispánico de dudas ©2005
Real Academia Española