7 mar. 2006

si nosotras...



las mujeres, gobernásemos, el mundo sería algo más grato.



y ya que estamos, firmemos en contra del principal atentado contra la libertad, la esclavitud sexual. El comercio de mujeres y niñas del mundo pobre que son tratadas y transportadas como meras mercancías para que unos sanos machotes rematen un viaje deportivo completo al corazón de europa.