1 ene. 2006

Benveñas ano


.............
Y además, jugaba con mis pies
Son muy inteligentes los pies
Te llevan muy lejos
Cuando quieres ir muy lejos
Y luego, cuando no quieres salir
Quedan contigo y te hacen compañía
Y cuando hay música, bailan.
No se puede bailar sin ellos
.............
(Prévert)

amigo mío, el poema dedicado a los pies se reduce tan sólo a unos cuantos versos dentro de una estrofa más larga. Cosas de mi memoria selectiva-expansiva. Y cosas del tiempo que se empeña en pasar y que de pronto parece que todo ha sucedido veinte años atrás y lo que hay entremedias es un extenso vacío.

Luego sucede que no es así, que lo único que hacemos es detener el tiempo en la memoria y que no ha pasado hace veinte años, sinó hace veinticinco, treinta...claro que yo hablo por mi, generalizar es fácil y así de paso descargas parte de culpa.

No importa. Para este año he pedido más resolución y esto va a cambiar.