25 oct. 2005

es la economía, tonta.



El coste de oportunidad, se define como la cantidad a la que hay que renunciar de un bien o servicio para obtener una unidad adicional de otro.

Se lo escuché el otro día a mi hijo a la hora de comer. La definición es muy corta, pero soy incapaz de memorizarla al pie de la letra. Sólo me vino una palabra a la boca:

changuito

le llamábamos changuito porque cuando venía por casa, si estaba la guitarra a mano, la cogía y se ponía a tocar siempre la misma canción:

No changuito, no llores, por el compañero
No, changuito, no llores, al che guerrillero.
Otro che vendrá.
El me dijo un día
yo soy la semilla
yo soy la alegría
yo soy la libertad....
(más o menos era así)

Por lo demás era un chico muy majo, serio y comprometido.

Después de unos cuantos años sin vernos, un día nos encontramos, y en el cruce de preguntas y respuestas acerca de la vida de cada uno, me confesó que ya tenía parte de sus objetivos conseguidos, su carrera, su oposición, su trabajo, y que sólo le quedaba un proyecto por realizar.
cuál es? le pregunté
enamorarme, me respondió con una sonrisa, este verano pienso enamorarme.
de quién? ya la conoces?
No, ese es precisamente mi proyecto para este verano, buscar a la mujer de la que me pienso enamorar.
ah...le miré y vi que lo decía plenamente convencido.
Me entró la risa pero me la aguanté. Tenía un plan e iba en serio.

Ahora, la economía se estudia en bachillerato, como una de las asignaturas opcionales.

quién la pillara!!

nota: he decidido dedicarle tan sólo dos días a la semana al amor. Lunes y martes. Y el resto de la semana lo dedicaré a algo más productivo.