27 oct. 2004

Un intro

Hay días en que las estrellas se cruzan caprichosas en la mente de las personas.
Estaba leyendo este artículo de Arundathi Roy en Rebelión, cuando me entró un mensaje de mi amiga recomendándome el enlace de la página.
Aconsejable entonces por partida doble.

14 comentarios:

manuel_h dijo...

En general es muy interesante pero no me gusta nada, nada, la justificación que hace del terrorismo, así, sin más, sin delimitar el término ni aclarar nada.

besossssssss

Anónimo dijo...

Lo encontré sumamente interesante, y por desgracia concluye como ya sabemos todos, o casi todos: da más o menos igual quien salga, porque en el fondo mandarán los mismos.¡Pois vaya carallada! Siempre nos toca pagar a los mismos...¡incluso a Hacienda!
Un abrazo abrazao, muy abrazao.Te quiero.Marmi

thirthe dijo...

Es un artículo bastante extenso y que abarca demasiadas cosas de la situación actual, por tanto no es un análisis profundo, más bien una exposición sencilla y clara del peligro de la nueva colonización, la globalización económica, apoyada por la agresión militar, que condena a la pobreza a toda la población allí donde se instaura. Y de lo difícil y complicado que resulta "resistir", en cuanto que esta palabra comprenda algo más que manifestar un desacuerdo con la situación, es decir, en cuanto haya una verdadera voluntad de cambio se aplica una presión cada vez mayor a estos movimientos de resistencia forzando una radicalización que asegure el rechazo de cualquier conducta violenta por parte de la ciudadanía normal.
(Y aquí me sumo a lo que dice de que el verdadero poder público que hay que tener en cuenta es el del poder público que disiente, el que está en desacuerdo con esa política de globalización, el que busca un mundo más justo)
Manuel, yo no veo la justificación del terrorismo por ninguna parte, solo la explicación, que más o menos todos sabemos.
"La lógica de la guerra contra el terrorismo y la lógica del terrorismo es la misma" (y si le quitamos la lógica quedaría mejor) Y quienes sufren las consecuencias de ambas son siempre los ciudadanos.

Un abrazo mañanero a los dos.

Anónimo dijo...

Indudablemete que los únicos que podemos hacer algo, somos el grupo de los que disentimos, pero es tan fuerte el mazazo que cae sbre nosotros que acaba aplastándonos, aunque eso no implique que no sigamos gritando que no estamos de acuerdo, y que no veamos una lucecita allá al fondo de nuestros gritos, y que no esperemos que cada vez seamos más,...y que no recordemos todo lo que consiguió Gandhi con su postura de la no violencia, que cuando nació parecía totalmente abocada al fracaso...
Mi respuesta de da igual quien gane, hace referencia a que no son ellos, los de arriba, los que cambiarán el mundo, aunque ayuden, somos los de abajo, los de siempre, los mismos de siempre, los que tenemos que hacerlo...
Me gustan tus convicciones y te quiero.Marmi

thirthe dijo...

Muy cierto todo lo que dices, Marmi. Es a nosotros a quienes toca cambiar las cosas, y es tan difícil ponernos de acuerdo...
A mi también me gustan tus convicciones.

Un abrazo muy abrazao y un te quiero.

mad dijo...

Yo también te quiero...
Y además me alegran estas casualidades (que no lo son, ya sabes...)
Y me duele saber que estamos del otro lado...
Y me reconforta saber -que pese a las diferencias- podemos llegar a acuerdos...
¡no más aBUSHos!

Milions de petons ben dolços

mad dijo...

Pero, pero... yo había dejado aquí un comentario... y decía -entre otras cosas- que te quiero...
Ay, ay... haberlas haylas...
Bueno, pues eso, que las casualidades no existen, que me alegra que hayamos coincidido también en esto. Que es cierto que siempre batallamos los mismos y que cuesta que nos pongamos de acuerdo, pero que lo logramos...
¡No más aBUSHos!!
Quérote, toliña

mad dijo...

pero bueno... os juro que hace unos segundos no estaba... en fin...
me voy a dormir que mañana es día de garabullos...
bicos

thirthe dijo...

Mad, que no sé si son coincidencias, casualidades o mariposas. Pero que me pillaste con el artículo por la mitad fue así.

Buen dia de garabullos aunque no lo leas porque estés de viaje. Y que lo disfruteis los tres.

Muitos biquiños
grandes e pequeniños.
Quérote.

Peke dijo...

Estos comentarios son un poco follón, ¿no? Ya no sé lo que iba a decir. ¡Ay!

manuel_h dijo...

Dice:
"Y entonces, de las ruinas de Afganistán, de los escombros de Irak y Chechenia, de las calles de Palestina y las montañas de Cachemira, de los montes y altiplanos de Colombia y de las selvas de Andhra Pradesh y Assam, surge una escalofriante respuesta: "No hay otra alternativa que el terrorismo". Terrorismo. Lucha armada. Insurgencia. Llámenle como quieran.
El terrorismo es desalmado, feo y deshumanizante tanto para los que lo perpetran como para sus víctimas. Pero también lo es la guerra. Podría decirse que el terrorismo es la guerra privatizada. Los terroristas son los comerciantes en el libre mercado de la guerra. Personas que no creen que el estado tenga el monopolio del uso legítimo de la violencia."
Con eso no puedo estar de acuerdo. Por muy feo que suene, en situaciones de no guerra, el estado, sus instituciones más o menos controlables, deben tener el monopolio de la violencia, o teminaríamos todos con pistola al cinto. Charlton Heston y la asociación del rifle tampoco creen que el estado tenga el monopolio de la violencia.

Irak, Chechenia, Palestina... son guerras. Llamar terrotistas a la gente que lucha ahí es hacerle el juego a bush&cía. Eso no es terrorismo.

Así y todo, nada puede justificar que alguien secuestre y degüelle a sangre fría a otra persona, llene de bombas el gimnasio de un colegio o vuele un tren. Eso sí es terrorismo.
No se puede poner una al lado de otra palabras como lucha armada, insurgencia y terrorismo. No son lo mismo. Como supongo que la autora también diferencia esas cosas, pero no lo explicita, por eso no me gusta el final.

besosssssss.

thirthe dijo...

Manuel, estoy de acuerdo en lo que dices que no se puede poner en un mismo cazo lucha armada, insurgencia y terrorismo. Que no son lo mismo. Y no creo que la autora lo piense así tampoco. Concluye de una manera un tanto rara mezclando todos esos términos cuando antes explicaba como se iban asfixiando las movilizaciones ciudadanas, tensando la cuerda para radicalizar los conflictos hasta confundirlos y reducir su campo a meros actos terroristas.
En Irak lo que hay es insurgencia, y dentro me imagino que reinará el todo vale. Si en una situación de guerra se comenten mil y una barbaridades, conociendo el poder de los medios de comunicación, los linchamientos en directo son un filón que no se privan en utilizar. Es terrible.
En cuanto a que el terrorismo es la guerra privatizada. Yo digo que la guerra privatizada es la que está extendiendo EEUU con esos ejércitos privados que cotizan en bolsa. Que no defienden ningún país sinó los intereses de las corporaciones petrolíferas y esa megaempresa de seguridad en la que están metidos antiguos generales del ejército. Sabes? cuando leí por primera vez aquello de los "contratistas" asesinados, pensé inocentemente que se trataba de trabajadores de la construcción que iban a reconstruír el país, JA!!
Estos contratistas no dan cuentas a nadie. Su misión es resolver conflictos sin explicar cómo. Y para que la empresa funcione tiene que haber conflictos que resolver...

Un beso muy fuerte, Manuel, que ya hablé demasiado de todo esto.

siloam dijo...

si te gustan este tipo de artículos, veta a zNet en español. Muy interesante.

Anónimo dijo...

Gracias, Siloam, se me había olvidado dártelas. Sí, de vez en cuando me gusta leer este tipo de artículos.

Un beso