9 sept. 2004

L'Inconnaisable, de Roland Barthes

......
(De tous ceux que j'avais connus, X...était à coup sûr le plus impénétrable. Cela venait de ce qu'on ne connaissait rien de son désir: connaître quelqu'un, n'est-ce pas seulement ceci: connaître son désir?
......
Retournement: "Je n'arrive pas à te connaître" veut dire: "Je ne saurai jamais ce que tu penses vraiment de moi." Je ne puis te déchiffrer, parce que je ne sais comment tu me déchiffres.
......
Il me vient alors cette exaltation d'aimer à fond quelqu'un d'inconnu, et que le reste à jamais: mouvement mystique: j'accède à la connaissance de l'inconnaissance.
......
Ou encore: au lieu de vouloir définir l'autre ("Qu'est-ce qu'il est?"), je me tourne vers moi-même: "Qu'est-ce que je veux, moi qui veux te connaître?" Qu'est-ce que cela donnerait, si je décidais de te définir come une force, et non comme une personne?. Et si je me situais moi-même comme une autre force en face de ta force? Cela donnerait ceci: mon autre se définirait seulement par la souffrance ou le plaisir qu'il me donne.

(La traducción aquí)

10 comentarios:

Alicia A Traves del Espejo dijo...

Ja...estoy sumamente sorprendida, asombrada, no sé qué decir...

thirthe dijo...

Yo también me sorprendí cuando lo vi en tu blog. Es un libro que nunca leí completo, pero al que acudo de vez en cuando. Y precisamente la canción popular (en corso?) que puse unos posts más abajo apareció entre sus páginas.
Cómo era aquello de las casualidades...
Besos

manuel_h dijo...

no quisiera estobar, por si rompo algo, pero también estoy sorprendido. El atlántico encogiendo.

manuel_h dijo...

yastamos!!!

Alicia A Traves del Espejo dijo...

Yo tampoco leí el libro completo, es más, ni siquiera es mío, y cuando tengo ganas de hojearlo un poco lo pido prestado de nuevo, y ya van....No, no creo para nada en las casualidades. Uno, como sea, aunque sin saberlo, se las ingenia para llegar a donde quiere y, esto es lo más certero, para no llegar a donde no quiere, aunque se crea que quiere. El tema del deseo, nuevamente. Mi sorpresa aún está aquí, no puede irse.Y esa frase de Manuel, que cito de memoria -el Atlántico encogiendo- es demasiado poética para un viernes al mediodía...

Alicia A Traves del Espejo dijo...

Pero ahora que lo pienso creo que para los argentinos los españoles hablan con un encanto indefinible, uno no sabe si lo que destaca es la poesía, lo espontáneo...no puede ser que todos los españoles que leo me parezcan poéticos, debe de ser otra cosa...algo que uno no puede definir para nada...

thirthe dijo...

El Atlántico encogiendo, claro, y ayer me dormí mientras bajaba la marea; siento haberos dejado solos.
Lo que me pasa a mi cuando hablo con vosotros, los de ahí abajo, es precisamente lo contrario, que me siento patosa y torpe, es como si vosotros conocieseis y dominaseis mejor el lenguaje, lo adaptaseis o moldeaseis mejor a lo que pensais (nada que ver con Valdano y hablar por hablar).
Y aquí, en este blog, el nombre de transparencias viene precisamente de querer ser lo más espontánea posible. Una especie de terapia personal que no sé si consigo.
En cuanto al libro, no estaría mal hacer nuestro tratado amoroso particular, extraer una definición que en un momento determinado nos sobrevenga, como en este caso sería por mi parte "Dépense", me intriga con qué te quedarías tu de este capítulo.
Nada es obligatorio, por supuesto;-), ni exclusivo ni excluyente ni tiene por qué llegar a ninguna parte. Simplemente se me acaba de ocurrir y entre nuestros post de vez en cuando podemos poner uno en común. Qué os parece??
Besososososos. Sosos? qué va, con el atlántico delante, como dice mad, vecina de la ría de al lado, besos con sal.

Anónimo dijo...

Qué bonito sería poder encogerlo un poquito a veces y tenernos más cerca aún que a través de esta niebla...
Besos con mucha sal

mad
madag@eresmas.net
http://sociedad_pajaril_la_aurora.blogs.com/la_aurora

Magda dijo...

Hola!, gusto en conocerte a través de tu blog. Me encanta Barthes, sobre todo el primer Barthes. ¿Este discurso está en Fragmentos de un discurso amoroso?

Muchos saludos.

thirthe dijo...

Me encanta tenerte por mi casa, Magda. Sí, el texto pertenece a "Fragmentos de un discurso amoroso"; tuve la grata sorpresa de encontrármelo en la bitácora de Alicia del Findelmundoo y, como es un libro que no doy cerrado nunca, no pude privarme de traerlo aquí:-))
Un beso.